OIM y Ministerio Público capacitan sobre la persecución penal de la trata de personas en Costa Rica


Date Publish: 
Miércoles, Julio 15, 2020

 

La Organización Internacional para las Migraciones en Costa Rica (OIM) en coordinación con la Unidad de Capacitación y Supervisión del Ministerio Público y con la Fiscalía Adjunta contra la Trata de Personas y el Tráfico Ilícito de Migrantes (FACTRA), desarrolló un curso virtual sobre la persecución penal de la trata de personas a través de la Plataforma E-Campus.

En total se capacitaron a 24 funcionarias y funcionarios del Ministerio Público de todo el país, lo que permitirá abordar las causas penales con mayor especialización y saber diferenciar entre la trata de personas y los delitos conexos. Esta iniciativa se realizó en el marco del Programa Regional sobre Migración Mesoamérica y el Caribe y contó con el apoyo de la Oficina de Población Refugiados y Migración del Departamento de Estado de los Estados Unidos.

Primero, las y los participantes tomaron el curso de autoaprendizaje sobre la persecución penal del delito en la Plataforma de Aprendizaje E-Campus. Seguidamente, todas las y los funcionarios participaron en un Webinar impartido por Eugenia Salazar Elizondo, Fiscal Adjunta de la FACTRA.

El Webinar profundizó sobre aspectos prácticos-operativos de la persecución penal del delito en Costa Rica, y permitió explorar la literatura existente para una mejor definición de los diferentes fines del delito.

"Este es un delito que vulnera derechos humanos fundamentales, que puede ocurrir en el marco del crimen organizado o como criminalidad “doméstica”; indistintamente de la modalidad, este delito siempre implica la afectación de la dignidad humana, que es el principal bien jurídico que tutela la norma", comentó la Fiscal Eugenia Salazar Elizondo, Fiscal Adjunta contra la Trata de Personas y el Tráfico Ilícito de Migrantes.

Este curso representa un importante esfuerzo para mejorar los conocimientos y las capacidades profesionales del personal judicial en materia del combate al delito de trata de personas para lograr una más efectiva judicialización de los casos, a través de la oportuna identificación de sus diferentes fines y de la implementación de las más efectivas estrategias para su persecución.