Cinco gobiernos locales de Mesoamérica se comprometieron a trabajar para mejorar la gobernanza de la migración en la Conferencia Mundial sobre Ciudades y Migración


Date Publish: 
Sábado, Noviembre 18, 2017

 

Bélgica, 17 de noviembre de 2017. El Programa Mesoamérica del organismo de Naciones Unidas para la Migración (OIM), con el apoyo de la Oficina de Población, Refugiados y Migración del Departamento de Estado de Estados Unidos de América, ha fortalecido la capacidad y el interés de los gobiernos locales de América Central para trabajar en mejorar la gobernanza migratoria en toda esta región.

Así fue como el personal del Programa aseguró fondos independientes para cinco alcaldes de América Central, quienes asistieron a la Conferencia Mundial sobre Ciudades y Migración (16-17 de noviembre de 2017) en Mechelen, Bélgica. De Costa Rica, Gilbert Jiménez, alcalde de Desamparados y Juan Bosco Acevedo, alcalde de Upala, expusieron sus experiencias sobre su trabajo en conjunto con la OIM Costa Rica. Desamparados y Upala son dos de los municipios de Costa Rica donde viven una mayor cantidad de personas migrantes.

Glenda De León, representante de la Mancomunidad Metrópoli de Los Altos, Quetzaltenango, Guatemala, declaró: "Las ventanillas de información para migrantes, administradas por los municipios y que se abrieron con el apoyo del Programa Mesoamérica, son cruciales para informar a los migrantes sobre sus derechos, opciones, peligros asociados con la migración irregular y acceso a servicios".

La Conferencia fue una oportunidad para que los Estados se comprometieran con un marco unificador en todos los aspectos de la migración internacional, que integre el trabajo humanitario y orientado al desarrollo, basándose en los derechos humanos,  hacia el 2018 cuando sean llamados a respaldar el primer Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular (GCM).

Las autoridades locales hicieron importantes contribuciones en pos de la preparación de dicho acuerdo, en particular por medio de enfoques innovadores y más efectivos de la gobernanza urbana que den cuenta de una mayor diversidad, incluyendo las políticas migratorias destinadas al desarrollo inclusivo.

Como panelistas y moderadores, los alcaldes de América Central, presentaron algunas de las mejores prácticas logradas con el apoyo del Programa Mesoamérica. Las áreas que enfatizaron incluyeron la reducción de los factores que conducen a la migración irregular, la información a migrantes potenciales y reales a través de ventanillas municipales de información sobre migración, trabajando contra el tráfico ilícito de migrantes y la trata de personas, e incorporando la migración en la reducción del riesgo y la respuesta a las crisis.

Estas contribuciones pragmáticas se integraron en la Declaración de Mechelen del 16 de noviembre, presentada como un aporte para el Pacto Mundial sobre Migración.

La OIM Costa Rica, representada por su Jefe de Misión Roeland de Wilde, organizó un evento paralelo sobre la implementación de las recomendaciones Migrantes en Países en Situación de Crisis en Mesoamérica. El evento paralelo fue inicialmente para América Central, pero se amplió para incluir alcaldes de Ecuador, así como representantes de los municipios de la Ciudad de México y Sao Paulo.

Esto generó insumos que se incluyeron en la Declaración de Mechelen, así como un compromiso entre los participantes para colaborar entre ellos en la implementación de las directrices de MICIC y en la generación de condiciones económicas para reducir la migración irregular de alto riesgo.

El Programa Mesoamérica es financiado por la Oficina de Población, Refugiados y Migración del Departamento de Estado de los Estados Unidos de América, con el objetivo de promover la migración regular, segura y ordenada en Mesoamérica, asegurando la protección de los migrantes más vulnerables.